Cruz del Bartolo

En la cumbre del Pico del Bartolo se erigió, en 1902, una monumental cruz para conmemorar el nuevo siglo.

Destruida durante la Guerra Civil, se levantó de nuevo poco después, siendo un símbolo de referencia visible desde grandes distancias.

Es una ermita pequeña, exenta, cimentada sobre la roca de la cima, de aspecto cúbico y con cubierta piramidal de tejas sobre cornisa de piedra labrada. Su fábrica es de mampostería, con refuerzos de sillares en las esquinas. Su aspecto, tanto interior como exterior, refleja abandono y la acción de las inclemencias meteorológicas, necesitando una urgente rehabilitación. Lo más llamativo es el colorido panel cerámico representando al santo arcángel en su lucha con el demonio, situado sobre la puerta de acceso.

El interior es sobrio y sencillo, con suelo de loseta, bóveda tabicada que apoya sobre los paramentos y escasa decoración pintada. En el testero, sobre un rústico altar hecho con dos bloques de piedra, está la imagen de San Miguel en una hornacina.

Antaño se celebraba en la ermita fiesta el 8 de mayo y el 29 de septiembre en honor al titular; en la actualidad se realiza romería al paraje del Bartolo en el mes de octubre.

 

Extracto de http://www.ermitascomunidadvalenciana.com/cplben2.htm